UN DÍA EN LA MONTAÑA ES GANAR EN SALUD

Tan saludable es, que hasta los médicos se lo recomiendan a sus pacientes de manera habitual como fórmula para reducir el estrés y ayudar a superar depresiones, agobios y pensamientos de carácter obsesivo. Salir del entorno urbano y de los usos abusivos de la tecnología, generadores de negatividad, aumentará nuestras capacidades creativas y de resolución de conflictos.

Un día en la montaña tiene poderosos efectos medicinales. Nos permite activar todos nuestros sentidos. Mirar al horizonte es de lo más beneficioso para nuestra vista. Olores naturales, como el del romero, potencia nuestra memoria; al igual que la albahaca y la lavanda, favorecedores de la relajación. Sonidos naturales como el del agua de un arroyo o el viento entre las hojas, reactivan nuestra capacidad de concentración y aportan relax a nuestra mente. Además, tocar las piedras, las plantas o los troncos de los árboles, nos conecta de forma directa con la naturaleza. Si al leer esto te animas a pasar un día en la montaña, recuerda equiparte con el material de alpinismo más conveniente y elegir una ropa de escalada que se ajuste a tus necesidades personales.

 

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.