Que tu hijo no se pierda el campamento de verano por culpa de un brazo escayolado

Los niños parecen de goma, y en muchos casos lo son. Pero una mala caída jugando a su deporte favorito, por ejemplo, puede ocasionar lesiones en nuestro pequeño. Desde una herida o hematomas hasta un hueso roto. Casi todos, de niños, hemos pasado por la típica escayola pesada y molesta que nuestros compañeros utilizaban para dejar su firma.

En la actualidad, gracias a los avances de las tecnologías y las investigaciones en nuevos materiales y sus aplicaciones, los peques ya no tienen que pasar por este martirio. ¿Ha oído hablar del yeso impermeable? Este yeso, que solo se pone en algunos centros especializados en ciudades como Sevilla, son mucho más ligeros y cómodos, y además pueden mojarse sin problema.

Así, si tu hijo o hija tiene un campamento de verano a la vuelta de la esquina, ya no tendrá por qué perdérselo. Además, podrá hacer vida con total normalidad: ir a la piscina, ducharse, ir a la playa… en definitiva, pasar un verano totalmente normal, como si no hubiera pasado nada.

Comentarios cerrados.