Todo lo que necesitas saber sobre el agua ionizada

En líneas generales podemos decir que el agua ionizada es agua que ha sido previamente tratada con electricidad, técnica mediante la cual adquiere una serie de propiedades muy ventajosas para el consumo diario.

Este proceso de ionización del agua permite actuar como un potente antioxidante en nuestro organismo. Somos un 70% agua, por lo que lo ideal es saber qué tipo de agua nos sentará mejor.  Este agua antioxidante es rica en oxigeno y tiene la capacidad de neutralizar los dañinos radicales libres que se generan en muchas de las reacciones que tienen lugar en nuestro cuerpo. Además corrige el balance de ácido/alcalino del organismo, hidratando a las células y consiguiendo reducir muchos síntomas del envejecimiento.

Ayuda a hacer mejores digestiones, previene la aparición de muchas enfermedades, mejora alergias y dermatitis… Y lo más importante: gracias a las jarras de agua ionizada podemos tenerla en casa y consumirla a diario.

Comments are closed.