La desconocida cruz azul

En muchas ocasiones no sabemos dónde acudir cuando tenemos una dolencia leve que no requiere ir al médico o al hospital. Solemos tender a acudir a las farmacias para comprar una pastilla o algo parecido que soluciones nuestro malestar. Pero, las farmacias no son la única opción.

Las parafarmacias son la alternativa. La diferencia que encontramos con las farmacias es que en las parafarmacias se venden productos medicinales que no son medicamentos, los cuales se venden únicamente en farmacias, en ciudades como Sevilla podemos encontrar un buen ejemplo. En las parafarmacias de Sevilla podemos encontrar objetos de naturopatía, ortopedia, alimentación infantil, primeros auxilios, dietéticos, cosméticos, dentífricos, productos capilares, etc., los cuales usamos para mejorar nuestra salud pero que no necesitan receta médica para poder adquirirlos.

Otra diferencia que encontramos entre parafarmacias y farmacias es que las farmacias se señalizan con una cruz verde y las parafarmacias con una cruz azul. Las farmacias son más numerosas y se encuentran en muchos puntos de una ciudad, mientras que las parafarmacias son más fáciles de ver en estaciones de tren, aeropuertos, centros comerciales entre otras localizaciones. Destacar que con el paso del tiempo las parafarmacias van creciendo y se instauran en clínicas y centros médicos. Un ejemplo podría ser las parafarmacias y clínicas en Sevilla donde además de encontrar productos medicinales se realizan análisis clínicos de todo tipo.

Comentarios cerrados.