El uso de drones para poner fin a la contaminación

 

Por todos es sabido que las grandes ciudades tienen actualmente un problema en cuanto a los índices de contaminación en el aire que respiran sus habitantes. Es por ello que Bangkok, igual que muchas capitales de Asia, supera los índices recomendados con creces. Llevan años intentando poner fin a esta crisis generada por la contaminación con numerosas soluciones.

La última de todas ellas trae consigo la utilización de las nuevas tecnologías. Los cursos de pilotaje de drones es a día de hoy una de las actividades más demandadas. Pero, ¿por qué tanta fama? Las numerosas aplicaciones que actualmente están teniendo estas tripulaciones por control remoto hacen que su fama siga creciendo y por tanto haya mucha más gente dispuesta a probarlo. En concreto, esta ciudad asiática ha ideado la distribución de productos químicos en el aire para poder limpiarlo.

Sin embargo, esta idea ya ha sido utilizada en otras ciudades. En China ya se llevó a cabo hace 5 años, afirmando las autoridades del país que fue todo un éxito. La finalidad de todo ello es el abaratamiento de dichas acciones ya que permite sustituir todos los aviones y helicópteros que anteriormente eran necesarios para llevar a cabo esta acción.

Esta es una de las mejores opciones en cuanto a la resolución de momentos puntuales de gran polución. Actualmente Escuelas de pilotos de avión como Aero2mil ofrecen cursos de pilotaje de drones para poder disfrutar del manejo de dichos medios. Siendo posible la especialización en el ámbito y la utilización con fines laborales.

Unirse a las últimas novedades siempre supone un avance. Los drones no solo han servido para acabar con la contaminación, sino que también motivan a la generación de nuevas formas de realizar cosas tan prácticas como el reparto de paquetes por Amazon o incluso la búsqueda de personas perdidas en el bosque.

Comments are closed.